viernes, 25 de enero de 2008

El próximo mega-subte de Buenos Aires

La línea de ferrocarril Sarmiento, que une el oeste del conurbano bonaerense con la estación de Once será la protagonista de un polémico proyecto, planteado hace 20 años. Como objetivo primero buscará eliminar el enfrentamiento de los tráficos ferroviarios y automotor, en los famosos pasos a nivel. En los pasos a nivel, salen perjudicados ambos tráficos, ya que el ferroviario debe ajustarse a una mínima frecuencia que no perturbe demasiado al automotor, y de todas formas, en cada hora pico las barrerras pueden estar bajas hasta 40 minutos.

Básicamente se hará un mega subterráneo, desde donde termina la trinchera entre estación Once - calle Acoyte hasta la estación Moreno. No está claro si está última estación será subterránea o si los trenes saldrán antes a la superficie, pero sí sabemos no habrá conexión del túnel con el ramal Merlo - Lobos. De todos modos en una primer etapa del proyecto, se unirán en 36 meses los 9,2 km que separan Ciudadela con la calle Acoyte (incluyendo la estación Caballito subterránea). Solo en esta primera etapa se gastarán 3.367 millones de pesos de pesos argentinos, financiados por el grupo ganador de la licitación. Los detalles se darán cuando se firme muy próximamente el contrato de financiación, aunque la presidenta Fernández de Kirchner adelantó, en un breve comentario de su discurso, que parte de los bienes ferroviarios adyacentes a la línea se utilizarían (vendiéndolos para el negocio inmobiliario) para solventar la obra. Estos terrenos, en un primer proyecto se hubieran incorporado al flamante "corredor verde del oeste", un parquizado propuesto encima del trazado soterrado. De concretarse semejante parque lineal, se saldaría una enorme deuda con los vecinos del oeste, zona altamente deficitaria de plazas públicas y espacios verdes.

La polémica se desata debido a su alto costo y a la imposibilidad de correr trenes diesel, cuando todavía no se electrificaron los ramales Lobos-Merlo, Moreno-Mercedes, y el diferencial a Puerto Madero (corre por un antiguo túnel de vía única y sin electrificar, hecho 1913 por debajo de la línea A de subtes entre Once y Puerto Madero). Tampoco podrán correr los rápidos por una tercer y cuarta vía que hoy existe en algunos tramos importantes; el túnel tendrá solo dos vías. El tiempo de construcción tampoco debe pasarse por alto, ya que por relación directa si en 36 meses construyen solo 9,2 km, los totales 32,6 km a soterrar demorarán 128 meses, o sea ¡10,63 años! -no es un dato oficial-.

video

video

1 comentario:

Anónimo dijo...

Muy intersante este megaproyecto; aunque parezca un poco faraónico y costoso, es el comienzo de un plan integral que beneficiará en la construcción y en un desarrollo urbanístico más acorde a las nuevas necesidades de la ciudad y conurbano. El tema es que sea el inicio de un plan de grandes obras. Cuando un estado deja por décadas de invertir, se termina teniendo que recurrir a este tipo de megaproyectos. Ahorrar en infraestructura es una mala política a largo plazo. Este es un buen momento, aprovechando los altos costes de los comodities internacionales y de encarar este tipo de obras que paulatinamente derán mejoras servicios a la comunidad. Espero que con el tiempo las polémicas generadas por este proyecto sean cosas del pasado y que todos seamos concientes de la importancia de seguir con otros ramales.

Saludos,

Gerardo