jueves, 30 de octubre de 2008

¿Lo que ya no está?

La historia de la tristeza cuando ya se fue y no quedó nada. Quedó el viento. Quedaron las palabras. Quedaron las hojas marchitas de lo que alguna vez fue el fuego de la amistad eterna. Sensaciones disímiles manchan la vida de la pobre tristeza. Ella ha sido abandonada y llora. Ya nadie la llama. Nadie tiene su teléfono.
Pero desde este blog nos pudimos comunicar con ella. Y nos concedió una entrevista.


¿Usted piensa que no la llaman más porque ya no la necesitan?


Sí, están convencidos de eso. Al principio no lo creía. Me reía yo, mirá que estúpida. Pero no. Me empezaron a dejar de llamar, rápido, muy rápido pasó todo, tanto que casi ni me enteré. Quedaban pocas personas amigas mías, y les pregunté “¿qué sucede?”.

¿Y respondieron… ?

Según ellos ya no era su amiga. Ahora estaban mejor, estaban “curados” decían. No supe más nada de ellos.



La tristeza me colgó, no quería hablar más conmigo porque a mí tampoco me contaba entre sus amigos. Desde ese momento nunca, nadie jamás supo algo de ella.

1 comentario:

Teclas Digitales dijo...

Ayer hable un rato largo con mi vieja amiga DEPRESION. Le dije que las cosas habian cambiado entre nosotros y que queria dejar de verla por un rato. Ella me pregunto hasta cuando??? Le respondi que ahora bailaba con el AMOR y queria ver si pasaba algo serio con ella.